El sismo del 20 de mayo de 2018 en la Ciudad de México, es el tema central de mi primera entrada en mi re naciente blog. Bienvenidos y gracias por leer.

A estas alturas ya sabrán que el sismo fue de 5.6 grados, con epicentro en Ometepec, Guerrero y ocurrió a las 21:15 horas; aunque fue de intensidad leve, activó la alarma en la CDMX, así que el nervio me entró a mil.

Estaba a punto de bañarme cuando sonó la alarma sísmica; me asusté pero bastante leve a diferencia del sismo del 18 de mayo que estaba en el trabajo.

Y fue justo eso lo que me hizo ver que los sismos me causan pánico cuando estoy lejos de casa.

IMG-20180520-WA0050

Esta ocasión del sismo del 20 de mayo, no me asusté tanto, salí rápido en cuanto mi mamá empezó a decir “vámonos para afuera, vámonos, está la alarma” y ya salimos a la calle a esperar el movimiento, pero nada.

La alarma del temblor seguía sonando pero yo no sentí nada; aún con el sonido, me sabía a salvo y el hecho de tener enfrente a mi mamá y mi sobrina y ver que estaban bien, era muy confortante.

IMG-20180520-WA0048

A diferencia de los otros sismos.

No se diga mi testimonio del sismo del 19 de septiembre de 2017; ya sabemos que me afectó bastante y que aún me causa incomodidad.

En ese entonces, mientras sentía que el edificio se caía por el temblor, solo pensaba que nunca iba a volver a mi mamá y a mi sobrina, era lo que me hizo llorar en ese momento de angustia.

Afortunadamente no pasó del -horrendo susto-.

Posteriormente, en el sismo del 16 de febrero ahí también me espanté mucho, aunque estaba con uno de mis amigos más queridos, me sentí bastante vulnerable y de nuevo eso: estar en una situación de relativo peligro lejos de casa.

Entonces lo he entendido: los sismos me asustan, pero el temor se maximiza cuando estoy consciente de que me encuentro lejos de casa; es la idea de que algo le pueda pasar a mi familia y no esté yo.

O al revés: que algo me pase a mí y no tenga oportunidad de volver a verlas; de que me encuentre en peligro.

Pero bueno, menos mal que nunca ha pasado nada así, y espero que así siga el asunto.

Sismo nocturno y lluvioso

En  sismo del 20 de mayo de 2018 todo pasó en calma; nos quedamos en la banqueta, con un poco de frío por la lluvia; mi mamá apuró a mi primo y a su pareja a salir y mi tía salió con su perrita recién operada para ponerla a salvo.

IMG-20180520-WA0046

Solo los gatos los dejamos jajaja.

En fin, les mando abrazo a todos y gracias por leer.

Ah y quieran a sus familias.

Les dejo este video del sismo del 20 de mayo de 2018; aunque spoiler: no se aprecia casi nada pero mejor 🙂

#AbrazosLluviosos

1 Comentario »

  1. Me pasa exactamente lo mismo, afortunadamente la mayoría me han tocado en casa y con mis hijos pero el que fue en la mañana mis hijos estaban en la escuela y estaba yo sola si me dio nervios por ellos

    Me gusta

Responder a Claudia López Prado Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s